Address

4804 S. Fulton
Tulsa, OK 74135

Phone: 918-663-1907
Fax: 918-663-2533

Office Hours:

Mon-Fri 8:30-4:30

 

Church History

En septiembre de 1967, cinco mujeres católicas en lo que era entonces un suburbio al sureste de Tulsa, se reunieron a discutir la instrucción religiosa de sus hijos.  Como Tulsa había crecido hacia el sur, las parroquias existentes les quedaban muy lejos.  Entonces formaron la “Confraternidad de Compañerismo y Servicio.”  Ocho meses más tarde al Obispo Victor J. Reed le fue presentada una carta expresando el deseo de formar una nueva comunidad parroquial.  La carta en parte decía:

Los cristianos de nuestro tiempo deben ser retados por su comunidad a vivir una vida cristiana más activa y con más propósito.  La base de esta comunidad es:  Estará  centrada en la familia. Además, será instrumental en instruirnos en el verdadero sentido de cómo vivir el Evangelio en el mundo de hoy.  La comunidad será sencilla en su estructura.

El Obispo Reed prontamente estuvo de acuerdo en que era tiempo de empezar una nueva comunidad.  En junio de 1968, el Padre William K. Skeehan fue enviado por el Obispo con un mandato de experimentar con una parroquia cuyo número ideal sería de menos de 300 familias.  Al principio las misas se celebraron en la cafetería de Memorial High School, localizada en la calle 56 y Hudson, y continuaron allí por cuatro años.  El Padre Skeehan rentó espacio en un centro comercial en la calle 61 y Sheridan para las oficinas parroquiales.

Un comité de miembros, junto con el Padre Skeehan, exploraron muchas opciones para tener una estructura permanente, desde comprar terreno y construir hasta comprar un edificio y remodelar.  Una meta fundamental era conservar la idea de un edificio simple y no hacer de esto la meta principal manteniendo así el compromiso de la parroquia de servir.  Por ello, la parroquia decidió no aceptar la generosa oferta del filántropo William K. Warren de construir una nueva parroquia y casa parroquial contiguo al Hospital Saint Francis.
La parroquia decidió comprar “Darlington Church of God” que, curiosamente, estaba localizada en South Fulton.  El edificio fue remodelado (la pila bautismal de inmersión se quitó) pero conservando una sencillez espartana.  Se agregaron un altar, un ambón, la silla del sacerdote, una pantalla de proyección y 400 sillas de plástico.  La primera misa en la nueva iglesia se celebró en el Domingo de Resurrección de 1972.

Resurrección fue reconocida como una comunidad que realmente cantaba en un estilo vibrante y contemporáneo.  Jim Crawford, nuestro Director de Música, ha estado con la comunidad desde sus inicios.

Resurrección también fue reconocida como una comunidad realmente servicial.  De una manera maravillosa la amistad entre el Padre Bill y Dan Allen, quien fundó Neighbor for Neighbor (Vecino para vecino) en 1968 inició una energía en el corazón y la vida de nuestra comunidad. Muchas personas en Resurrección conocían al Padre Dan por su asignación previa:  Entrenando a instructores de la confraternidad de la doctrina cristiana.  Estas personas compartían con Dan su pasión por la justicia y su compromiso con la enseñanza de la justicia social de parte de la iglesia.  Desde los primeros días en Neighbor for Neighbor (NFN) en la casa parroquial de San Judas en la Calle 46 Norte hasta su cambio a las oficinas situadas en terreno de la parroquia de San Judas, miembros de Resurrección estaban presentes.  Era el tiempo para unirse:  blancos y negros, católicos y protestantes, y judíos, para servir a una causa común.  En cada etapa de NFN, sus clínicas médica y dental, su tienda de alimentos, su asistencia con ropa y en casos de emergencia, en todo han estado involucrados miembros de Resurrección, algunos de los cuales han trabajado como voluntarios cada semana por 30 años.  Desde 1971 los miembros de Resurrección han contribuido económicamente a una campaña para NFN, a la que el Padre Skeehan le dio el apodo de “Give a Damn.”

El Padre Skeehan completó el período requerido como párroco en 1978 y fue transferido a la comunidad de Saint James en Bartlesville, donde permanece como párroco en 2004.
El Padre Robert Pickett, el segundo párroco de Resurrección, era un amigo de muchos años del Padre Skeehan y de Dan Allen.  La parroquia continuó con su compromiso a prestar servicio, especialmente a través de NFN, continuó con su gozo en el canto y en la liturgia, y su enfoque en la formación de fe de adultos.  El Padre Pickett y un personal administrativo muy capacitado se enfrentaron a un número de retos:  Los cambios causados por la economía a la baja en los años 80s en Tulsa; las necesidades de una comunidad parroquial que ya no se encontraba en el área más joven de Tulsa; y el aspecto práctico de agregar oficinas y un pequeño salón a la iglesia cuando se terminó el contrato de renta en el centro comercial.

El Padre Pickett quien era tan querido por la poesía de sus homilías, entre otras cosas, sirvió como párroco de Resurrección por dieciséis años:  1974-1994.  En ese tiempo la parroquia celebró su aniversario de plata, así como el 35 aniversario de ordenación del Padre Pickett (1990) y su jubilación (1994).

Aún sin estar formalmente asignado a Resurrección, el Padre Bill Hamill, OSA, un Agustino, ha ayudado a la parroquia fielmente desde su ordenación en 1972.

El Padre Michael J. Knipe es el tercer párroco de Resurrección desde junio de 1994.  El compromiso de la parroquia de prestar servicio, el compromiso con la liturgia y la formación de fe, todos fueron reafirmados.  Al mismo tiempo surgieron nuevos enfoques.  A un lado de la relación y amistad con NFN, nuevos lazos se formaron con Caridades Católicas, una parroquia hermana en el condado de LeFlore, y la misión diocesana en Santiago Atitlán en Guatemala.  Nuevas familias que llegaron a vivir a nuestros alrededores condujeron a nuevos ministerios.  Empezamos un trabajo en conjunto con Bethany Lutheran para proporcionar ayuda con su trabajo escolar a niños que viven cerca a estas dos iglesias.  Trabajamos de la mano con Tulsa YMCA Intercultural Center para proporcionar clases de inglés como segundo idioma a los adultos.  Además en el año escolar 2000-2002, nuestra parroquia empezó otro programa que se da después de clases para proporcionar ayuda con su estudio de inglés como segundo idioma a niños de escuela elemental.

Se ha hecho énfasis especialmente en el Cuidado Pastoral de la comunidad y nuevos ministerios tomaron forma.  Un número creciente de familias con niños vio la expansión de nuestro programa de Educación Religiosa para Niños.
Este mismo sentido de cambio y oportunidad le dio vida y un proceso de renovación de la Iglesia en 1997-1998.  El comité se propuso permanecer consistente con el carisma de nuestra comunidad:  buscar sencillez y sin embargo actualizar nuestro santuario con un diseño clásico y contemporáneo.

La capacidad de ser bilingües se ha unido a nuestros carismas de sencillez, canto y servicio.  Nos estamos convirtiendo en una comunidad que habla dos idiomas.  Al principio como algo pequeño, ahora nuestra misa en español del Domingo ha crecido hasta convertirse en una parte activa y vibrante de nuestra comunidad.  Cada aspecto de la vida de la parroquia ha sido tocada y cambiada por las experiencias de católicos hispanos del hemisferio de las Américas.

La Iglesia de la Resurrección es una comunidad especial.  Lo que Dios tiene en mente para nosotros, solo el futuro lo dirá.  Actualmente, nuestro llamado es continuar respondiendo como una familia, formada de varias familias, centrada en la Eucaristía y en su llamado a servir.

Con el cambio del Padre Mike a la Iglesia St. Pius en Diciembre del 2004, el Padre Paul Donovan fue nuestro administrador parroquial por cinco meses y fuímos beneficiados con sus homilías y su guía. El primero de Junio del 2005 el Padre Stephen Austin fue asignado como nuestro párroco. Ha sido el compromiso del Padre Steve el apoyar los ideales fundamentales de la parroquia de ser una parroquia centrada en la familia, sin complicaciones, alegre y dispuesta a ayudar dándole vida al evangelio de paz y justicia.